A partir de la crisis económica mundial de 1929, la mayoría de los países de América Latina reaccionaron con la aplicación de políticas que contaron con la obra pública como clave para la recuperación, tomando como referencia al keynesianismo. En este marco se reformularon múltiples oficinas de Estado que dominaron los procesos de modernización, desde la reorganización de las burocracias, la creación de nuevos equipos técnicos y la convocatoria a concursos de anteproyectos, hasta la creación de empresas que promovieron generación de empleo y la activación de la industria.
Estas políticas tuvieron, especialmente, en las obras de conexión territorial, provisión de servicios y en las arquitecturas representativas del Estado, una producción que puede reconocer a grandes rasgos dos períodos. Desde 1930 hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial las agencias centralizadas –como por ejemplo en el caso argentino las oficinas de los ministerios de obras públicas nacional y provinciales– ejercieron un protagonismo decisivo: gestionaban y realizaban casi la totalidad del proceso de obra, desde el proyecto hasta la ejecución. Entre la inmediata posguerra y la declaración de la crisis del petróleo en 1973 se enmarca un cambio en las demandas de modernización llevadas adelante en estos países, por una sucesión de gobiernos de facto en alternancia con democracias restringidas que tuvieron lugar dentro de la “era desarrollista”, liderada en la región por las ideas elaboradas principalmente en el seno de la CEPAL.
A pesar de la aparente homogeneidad, la diversidad de posturas tanto políticas como económicas imprimieron sesgos particulares respecto de los criterios en la industrialización de la construcción, la sistematización del diseño, las metodologías del proyecto, las transformaciones en los perfiles profesionales del arquitecto y en los criterios para establecer la conectividad del territorio. En esta edición se reúnen trabajos que estudian los múltiples estratos que implican las arquitecturas de Estado en el período propuesto en Chile, Brasil, Venezuela, Colombia y Argentina.

Publicado: 2018-06-30

Número completo